TIENES ALGUNA PREGUNTA

Haz todas tus preguntas sobre la parashá y los mandamientos Haz Click aquí

lunes, 7 de abril de 2014

BIOLOGÍA EN LA TORÁ : EL MACHO CABRÍO EN EL DESIERTO



“Cuando Aarón haya terminado de hacer propiciación por el santuario, la tienda de reunión y el altar, presentará el macho cabrío vivo, y le impondrá las manos sobre la cabeza. Confesará entonces todas las iniquidades y transgresiones de los israelitas, cualesquiera que hayan sido sus pecados. Así el macho cabrío cargará con ellos, y será enviado al desierto por medio de un hombre designado para esto. El hombre soltará en el desierto al macho cabrío, y este llevará a tierra árida todas las iniquidades” (Vayikrá/Levítico 16:20-22)

En la parashá de esta semana se relata una de las conmemoraciones más importantes que tenemos como pueblo de Israel, El Yom HaKippurim. Y en medio de las indicaciones aparece el macho cabrío, el macho de las cabras, Capra hircus (Lockward, 1999). El sumo sacerdote debía tomar de la comunidad de los israelitas dos machos cabríos, sacrificar a uno y el otro enviarlo al desierto.

Según Rashí, al decir que este cabrío tiene que ser presentado vivo delante del Altísimo, implica que luego fue enviado para morir. La idea es llevarlo a un precipicio y luego arrojarlo hacia abajo para que se despedazara. Se supone que este mismo cabrío llevaba el pecado lejos para que fuera apartado de los hijos de Israel (Blad P. 29). Como dice en salmos 103:12 Como está lejos el oriente del occidente hizo alejar de nosotros nuestras transgresiones. Entonces, ¿porque necesariamente tiene que morir el macho cabrío enviado al desierto?

En el relato bíblico en ningún momento se menciona que el macho cabrío debía ser despeñado, solo enviado al desierto. En este punto podríamos considerar que por la concepción que se maneja de desierto como un sitio inhóspito en el que no prospera la vida, pues el animalito de una u otra forma era enviado a la muerte. Sin embargo, de acuerdo al diccionario Strong, la palabra hebrea que ha sido traducida como desierto, Midbar, no significa desierto en el sentido literal de la palabra castellana, sino más bien algo como una estepa, una llanura extensa sin árboles y con vegetación adaptada a la sequedad, un lugar donde había pasto para los animales (Blad P. 34).

Y aún si considerarámos la palabra desierto, estrictamente ceñida a la definición de un desierto como bioma, la mayoría de los desiertos reciben alguna lluvia durante el año y tienen cuando menos un manto tenue de vegetación (Odum, 1972). Si recordamos, de los tres tipos de ganado (vacuno, ovino y caprino) entre los cuales el ETERNO elegía los diferentes tipos de animales para los sacrificios, en el caso del animal que debía ser enviado al desierto era un macho cabrío. Las cabras son el ganado más resistente y menos exigente en cuanto a las condiciones de su entorno, son capaces de desarrollarse en lugares donde ni siquiera los otros dos tipos de ganado prosperarían (Mileski, 2004). Prueba de esto son los reportes en diferentes desiertos del mundo de Capra hircus (National Geographic, Galvéz et al. 2006).

Si consideramos que la fiesta de Yom Ha Kippurim, de acuerdo a la explicación de ésta que se hace en el libro de hebreos, es una de las sombras proféticas de lo que vino a hacer nuestro amado Yeshúa (Jesús), yo prefiero pensar que la cabra enviada al desierto se mantenía viva. Por un lado, recordemos que Yeshúa (Jesús), de quien se dice llevó sobre sí nuestras iniquidades, fue llevado al desierto al iniciar su ministerio, y venció a la tentación (Mateo 4:1-11). Curiosamente la palabra usada en la versión del Brit Hadashá para desierto, tiene la misma raiz, que la que es utilizada en el relato de levítico que estamos estudiando.

Por otro lado, como sucede con la figura de la parashá Metzorá (Levítico 14), de las dos avecillas para el sacrificio de purificación, se ha entendido que las dos avecillas representan al Mesías, en su muerte y su resurrección. El ave que muere anuncia la muerte del Mesías y la que es liberada anuncia su resurrección (Blad P. 28). De la misma manera, pienso que el macho cabrío que es ofrecido, anuncia la expiación que hizo Yeshúa (Jesús) de nuestros pecados, y el macho cabrío que es enviado al desierto y que carga con las iniquidades y transgresiones del pueblo, anuncia que Yeshúa (Jesús), como dice en Isaías 53 fue traspasado por nuestras rebeliones, molido por nuestras iniquidades, sobre él recayó el castigo precio de nuestra paz. Pero él venció a la muerte, y hoy está vivo, porque de otra manera como dice Shaul, vana sería nuestra confianza (1 Corintios 15:14).



Rocío delValle Quevedo
Bióloga 
UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA



REFERENCIAS

1. BLAD S. Parashá 28 Metzorá (On line), Consultado 2 de Abril de 2014 en http://kehilatyovel.org/Mesianismo/parashot/parashot-archivos.htm

2. BLAD S. Parashá 29 Ajarei Mot (On line), Consultado 2 de Abril de 2014 en http://kehilatyovel.org/Mesianismo/parashot/parashot-archivos.htm

3. BLAD S. Parashá 34 Bemidbar (On line), Consultado 2 de Abril de 2014 en http://kehilatyovel.org/Mesianismo/parashot/parashot-archivos.html

4. GÁLVEZ M, BARRIONUEVO R, CHARCAPE-RAVELO M. 2006. El Desierto de Sechura: Flora, Fauna y relaciones ecológicas. Universalia 11(2):33-43.

5. LOCKWARD A, Editor. 1999. Nuevo Diccionario de la Biblia. 1° Ed. UNILIT, Miami, USA.

6. MILESKI A. 2004. “Capra hircus” (On-line), Animal Diversity Web. Consultado 2 de Abril de 2014 en http://animaldiversity.ummz.umich.edu/accounts/Capra_hircus/

7. National Geographic. Fauna del desiertos (On-line). Consultado 2 de Abril de 2014 en http://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/fotos/desert-wildlife/imagen/cabra-del-desierto


8. ODUM E. 1972. Ecología. 3° Edición. Nueva Editorial Interamericana, S. A. de C. V. México, México.

martes, 1 de abril de 2014

CIENCIA Y TORÁ: LAS LEYES DE LA NATURALEZA II



La fuerza electromagnética, es aquella que incluye fenómenos eléctricos y magnéticos, el ejercicio científico ha mostrado en diversas ocasiones que todas las fuerzas están conectadas, lo que sucede es que no hemos encontrado el punto en el cual se conectan todas, La electricidad y el magnetismo son dos fuerzas diferentes pero complementarias, la electricidad hace referencia al flujo de cargas dentro de un material como un alambre de metal, en el cual se hace más fácil por la existencia de electrones libres en el último nivel, es decir pueden ser cargados positiva o negativamente según le quitemos a pongamos electrones. Los fenómenos eléctricos son conocidos desde la antigua Grecia, aunque sus usos prácticos solo fueron conocidos hasta 1833 (1), cuando Samuel Morse creo el telégrafo con su sistema del código Morse los científicos y otras personalidades han conocido de sus efectos, aunque las formulaciones matemáticas que permitieron determinar cómo funcionaban estos fenómenos no haya sido creada. Los fenómenos relacionados con el flujo de cargas eléctricas, incluyen la generación de campos magnéticos en la presencia de una corriente eléctrica y viceversa, la generación de una corriente eléctrica ante la presencia de un campo magnético en movimiento. Las fuerzas fueron explicadas en leyes pensadas solo para fenómenos eléctricos o magnéticos, fue solo cuando James Clerk Maxwell (1831 - 1879) (2), hizo la segunda gran unificación con sus ecuaciones que unificaban las leyes existentes para los fenómenos eléctricos y magnéticos, creando una formulación electromagnética que es considerada el aporte más importante del siglo XIX al siglo XX en términos de teorías científicas que se pensó que estos fenómenos aparentemente aislados corresponden a diferentes manifestaciones de una misma fuerza..

Maxwell nos mostró matemáticamente lo que todos intuimos, que la naturaleza no es una colección de fenómeno bellos y aislados, sino que por el contrario están íntimamente relacionados en un propósito único dado por nuestro creador, la relación entre el magnetismo y la electricidad se asemeja a la relación entre Moisés y Aharón. Qué sería del sacerdocio sin la revelación divina y qué sería de la revelación sin sacrificios y actos de comunión. El pueblo siempre los necesito a los dos, así como la kehilat necesita del pastor, pero también de la alabanza, de las danzas, de los shomrim, de cada uno de los ministerios, la relación entre Moisés y Aharón es un increíble ejemplo de cómo nos necesitamos unos a otros en nuestro camino al Señor, en nuestra limpieza de impurezas, porque no vamos solos.

De la misma forma que Moisés y Aharón guiaron al pueblo en el desierto, también a nosotros la Ruaj y Yeshúa nos guían a cada momento, en el universo nada sobra o está de adorno, todo calza perfectamente en el plan que él construyó y del cual somos parte.

¿Cuál es tu parte?, en la próxima entrega hablaremos de la siguiente unificación la electrodinámica cuántica.


(1) http://es.wikipedia.org/wiki/Samuel_Morse
(2) http://es.wikipedia.org/wiki/Maxwell


Paola Andrea Hincapié
Psicóloga y Estudiante de Física
Universidad Nacional de Colombia

viernes, 14 de marzo de 2014

UNA REFLEXIÓN SEMANAL - UN NUEVO COMIENZO



En esta parashá encontramos como en el día octavo, Moshé ultima algunos detalles para iniciar el servicio sacerdotal. Si bien, en las parashá anteriores observábamos como el Eterno daba instrucciones por medio de Moshé para construir el Mishkán, marcando así el inicio de una obra, en esta nueva Parashá marca un nuevo comienzo; tal cual como sucedería cuando el Eterno hizo en siete días los cielos y la tierra, en el Octavo hay un segundo inicio donde Adán y Eva emprenden un camino posterior a la creación.

Sin lugar a dudas el número ocho tiene un gran significado en las escrituras. Al octavo día de nacimiento, un hijo varón es circuncidado, la resurrección del Mashiaj está marcada por el día octavo, ocho es la cantidad de referencias del Antiguo Testamento en el libro de Revelaciones capítulo uno, octavo es el milenio de los cielos y tierra nueva.

Sin lugar a dudas, este número marca una nueva o segunda oportunidad que brinda el Eterno para andar en sus caminos y habitar en su Presencia, por ejemplo la construcción del Mishkán simboliza el lado material de este mundo, y el servicio connota el lado espiritual, perfectamente se hubiera construido una tienda de reunión, pero si el corazón de Aarón no estuviera dispuesto a un servicio que implicaba algo espiritual, de nada hubiera servido la construcción de este. 

En la creación, después que el Señor creara un mundo material, crea el espiritual por medio de Adán y Eva, so pena de que estos renunciaran a este propósito, más adelante hay un nueva oportunidad por medio del Mashiaj que resucitó en el octavo día. 

En la circuncisión de un bebé, muchos interpretan que esta es una señal física, de hecho Rab Shaul así lo da a entender, sin embargo, vemos como este es el segundo hecho más importante posterior a su nacimiento "físico" y se hace al octavo día, marcando así una señal de pacto espiritual.

Un hecho importante que marca un nuevo comienzo dentro del pueblo de Israel, ocurre después de terminar el Mishkan, Moshé ordena a Aarón traer un becerro para el sacrificio expiatorio, si bien recordamos, el primer pecado del pueblo después de haber salido de Egipto fue con un becerro, para esta ocasión, el Eterno permite un sacrificio (precisamente un becerro) para perdonar el pecado y así dar una segunda oportunidad a su pueblo. Lo anterior, hace referencia a que primeramente el pueblo actuó en su carne “en lo material”, pecando así con el becerro, y ahora estaba dispuesto a un nuevo ciclo espiritual, no sin que antes hubiera muerte, es decir, el sacrificio de un animal.

Otro hecho importante que marca el octavo día como señal de un nuevo comienzo o una nueva oportunidad es lo que ocurrió con Noé. Bien sabemos que fueron ocho personas las salvas en el arca, y que posteriormente fueron las que iniciaron un nuevo ciclo donde la paz y la justicia reinaban.

Hermanos!, que esta parashá sea la oportunidad perfecta para tener un nuevo comienzo en las cosas que sabemos hemos fallado reiterativamente y que nos alejan del cumplimiento del propósito de D.os en nuestras vidas, finalmente si el Eterno nos creó no fue con la finalidad única que trabajáramos, estudiáramos y nos distrajéramos con los afanes del mundo, sino con una finalidad trascendente a nivel espiritual.

Sebastián Molina
Columnista

viernes, 7 de marzo de 2014

CIENCIA Y TORÁ - LAS LEYES DE LA NATURALEZA



El libro de Vayikra es considerado el libro de las leyes por tener el mayor número de mandamientos de la Torah, en total 246 de las 603 que contienen los cuatro primeros libros de nuestras biblias y en las cuales se basan las costumbres del pueblo de israel. La parasha que lleva por nombre Vayikra incluye los sacrificios que se realizaban en la tienda de reunion de acuerdo a su clase; expiación, comunión y primicias, ya sean ofrendas de ganado ovino, vacuno o de cereales. El salmo 148 dice que la creación alaba al Señor, la creación sigue las leyes que él mismo ha trazado, así como nos ha dado leyes, la creación también tiene las suyas, y sigue un orden dado por el. El hombre en su intento de comprender lo creado, ha hecho modelos y teorías para explicarla; en este estudio de 4 parashot veremos cada una de las leyes de gravitación, electromagnetica, interaccion fuerte e interacción débil, comenzando por la ley de gravitación universal creada por Sir Isaac Newton (1643 - 1727), antes de él se creía que todo movimiento era el resultado de la propagación de fuerzas por pequeñisimas particulas o un medio llamado éter, pues se creía que no se podía propagar en el vacío, la ley de la gravitación universal descrita en los Philosophiae naturalis principia mathematica publicado en 1687, es una formalización de las leyes que ya se habían formulado pero que no eran generales, describe el movimiento en función de las fuerzas que lo produces, sin intervención de partículas o éter que propaguen el movimiento. 



Esta ley establece que el movimiento de un cuerpo en el vacío con respecto a otro es proporcional al producto de sus masas, e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia. Así dadas dos masas m1 y m2, con m1 constante, la fuerza entre ellas variará con la distancia entre las dos de la siguiente forma.
Sin título.png



Como vemos la fuerza disminuye con el cuadrado de la distancia, y aumenta a medida que la masa aumenta, estas dos relaciones se condensan en la ley de gravitación universal según la cual la fuerza entre dos masas cualesquiera es directamente proporcional al producto de las masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa.


En esta ley podemos ver rasgos de nuestra relación con el Señor pues es más fuerte conforme la distancia entre nosotros y el Señor disminuye, en cuanto nos acercamos a él, hacemos teshuva y le entregamos las riendas de nuestras vidas; la fuerza de nuestro amor por él aumenta a medida que nos acercamos a él y la llama en nuestro corazón permanece encendida y nuestro crecimiento espiritual se eleva.


Las leyes del libro de Vayikra nos dan las pautas de nuestra relación con el Señor, debemos evitar tomar distancia, ser constantes en el estudio de su palabra y en la adoración y alabanza para que la fuerza de nuestra llama interna de amor por él se mantenga encendida y aquel mandamiento de no dejar apagar la luz sea en nuestras vidas.


Paola Andrea Hincapié
Psicóloga - Estudiante de Física
Universidad Nacional de Colombia




En nuestra próxima entrega, la fuerza electromagnética y las leyes del Señor.

PSICOLOGIA Y ESPIRITUALIDAD EN LA PARASHÁ SEMANAL - TEFILÁ




Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará. Mateo 6:6 (NVI)

Al inicio de la primera Aliyá de esta parashá dice: “El Señor le dijo a Moisés que les ordenara a Aarón y a sus hijos: «Ésta es la ley respecto al *holocausto: El holocausto se dejará arder sobre el altar toda la noche hasta el amanecer, y el fuego del altar se mantendrá encendido” Levítico 6:8 (NVI), esta instrucción hace referencia a la ofrenda de ascensión (llamada Olá) y considerada una de las ofrendas más sagradas, haciéndose denotar la importancia de mantener el fuego encendido.

Aunque hoy día no hay Templo para cumplir con estas ofrendas, una ofrenda de ascensión en nuestra actualidad puede ser la Tefilá (Oración), en el Shemá decimos: “Y amarás a Adonai tu Elohim con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas”, ese amar también es un servir, palabra que en hebreo significa “Avodá” y que a su vez implica un esfuerzo, un trabajo, que en este caso podemos relacionar con nuestra Tefilá, ya que en ella luchamos con nuestro cuerpo para que sea nuestra alma ofreciendo alabanza, adoración y petición a nuestro Elohim; para lograr llegar a presentar esta ofrenda, nuestro corazón, alma y fuerzas deben estar conectadas y enfocadas al mismo objetivo, (en la oración de la mañana que se denomina Shajarit, luchamos muchas veces con el cansancio de una pesada jornada laboral ó académica para levantarnos, pero he ahí que el esfuerzo que haces con tus fuerzas para conectar tu acción con tu pensamiento y habla es lo que conforma esa ofrenda que asciende al Padre Celestial) así, cuando el alma y el cuerpo trabajan en unidad y no como entes divergentes se cuenta con lo necesario para cumplir el propósito de D.os en nuestras vidas.

El fuego que D.os dejó en el altar para la Olá se mueve en dirección de arriba hacia abajo, es decir, el primer contacto lo realiza D.os, ya que el fuego que estaba en el altar del Tabernáculo había caído desde el cielo y los sacerdotes estaban encargados de mantener el fuego encendido todo el tiempo, esto se puede interpretar como una comunicación interactiva iniciada por D.os y en la que se genera una relación estrecha en la medida que pongamos más leña (Tefilá) diariamente al fuego celestial para que así se mantenga encendido.

Aunque cada persona tiene establecida y personalizada su forma de comunicarse con el Padre, Yeshúa nos enseñó que debemos iniciar reconociendo que Elohim es nuestro Único D.os, santificando y bendiciendo el nombre de ÉL y de sus obras, pidiendo que se cumpla su voluntad en nuestras vidas, pidiendo perdón por nuestros pecados y que nos guarde de caer en tentaciones; es así como muchos inician alabando con cánticos al Eterno, santificando y bendiciendo Su Nombre, dando gracias por todas las cosas, pidiendo perdón por las faltas cometidas y pidiendo ser librado de tentaciones, leyendo un Salmo y haciendo una oración con peticiones personales, sin embargo es el Ruáj quien irá alimentando en el proceso la Tefilá de cada uno de nosotros.



Angie Ramírez
Psicóloga - UNAD


Referencias: http://www.es.chabad.org/library/article_cdo/aid/1816520/jewish/Qu-es-la-tefil.htm

domingo, 2 de marzo de 2014

BIOLOGIA EN LA TORÀ - ¿QUIEN PRESENTA QUÈ?



“Si el que peca es el sacerdote... un novillo... toda la comunidad... un novillo... un gobernante... un macho cabrío... alguién del pueblo... una cabra... un cordero...” (Vayikrá/Levítico 1:3, 13-14, 22-23, 27-28, 32; NVI)


En la parashá de esta semana (Vayikrá, Y Llamó) hay tres protagonistas del reino animal, todos especies de la familia Bovidae (Animales con cuernos en la frente, que caminan sobre sus pezuñas y tienen estómagos con cuatro cámaras) (Hayes, 2007): Bos taurus (Ganado vacuno), Capra hircus (Ganado caprino) y Ovis vignei (Ganado ovino) (Lockward, 1999). Las aves y los cereales también son mencionados, pero hoy nos centraremos en las tres primeras.


A pesar de que estas tres especies son domésticas y más conocidas que muchas otras del reino animal, voy a aclarar algunos aspectos de la terminología relacionada a éstas, ya que comúnmente se presentan confusiones al respecto. En el ganado vacuno, los machos se conocen como toros o bueyes, las hembras son las vacas y los cachorros se conocen como becerros, terneros o novillos. Para el ganado caprino el macho se conoce como macho cabrío, la hembra como cabra y los cachorros como cabritos. Finalmente el carnero es el macho del ganado ovino, las ovejas son las hembras y los corderos son los cachorritos (Ng, 2001; Hagen, 2003; Mileski, 2004).


Con respecto a la parashá que nos ocupa, de los seis tipos de sacrificios que se resumen en Vayikra/Levitico 7:37, en esta porción se describen cinco: holocausto, de cereales, de comunión, por el pecado y por la culpa. Me llama la atención que en el holocausto solo se podían presentar machos, pero podían ser ejemplares de cualquiera de las especies mencionadas. En el caso de los sacrificios de comunión podían ser machos o hembras, también de cualquiera de las especies. Pero el que más me llama la atención es el sacrificio por el pecado, ya que el tipo de especie animal que debía ser sacrificada dependía del grupo social al que pertenecía la persona. Así, se debía presentar un novillo

(ben bakar, בן בקר), si quien pecaba era un sacerdote (Ha Kohen, הכהן) o toda la comunidad (Kol Edot, כל עדת; que según Rashi correspondía al Gran Sanhedrín). Un macho cabrío (Ozim zajarעזים זכר) si quien pecaba era un gobernante (Nishia נשיא). Y una cabra (Ozim Nekeba עזים נקבה) o un cordero (Kebeshכבש) si era alguien del pueblo (Nefesh ejadנפש אחת).


En general, los tres tipos de ganado son parecidos en cuanto a que son sociales, forman manadas en las que se establecen jerarquías, los machos compiten entre ellos por el mejor rango y tienen menos de tres crías por parto (Ng, 2001; Hagen, 2003; Mileski, 2004). Si nos fijamos en esto, los seres humanos nos parecemos un poco a ellos, tal vez por esto eran los más apropiados para tomar nuestro lugar simbólicamente en cada sacrificio. Sin embargo, entre ellos también hay diferencias, tal vez la más evidente es el tamaño. Todos nosotros sabemos que una vaca así sea ternera es más grande y más pesada que una oveja o una cabra. Además de esto el ganado vacuno es el más exigente de los tres, en cuanto a la calidad del suelo sobre el que vive y el pasto del que se alimenta. Lo sigue el ganado ovino. Finalmente el ganado caprino, que es capaz de desarrollarse en lugares donde nisiquiera los otros dos tipos de ganado prosperarían (Ng, 2001; Hagen, 2003; Mileski, 2004). Dejo a juicio de cada lector las asociaciones que se hagan de estas diferencias con lo que respecta a los que presentaban las ofrendas.


Pero lo que sí quiero dejar explícito es la más bella congruencia de todo este estudio para mí. De acuerdo a un estudio de S. Blad la escritura de 2 de Corintios 5:21: “Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia del Altísimo en él”, significa que el Mesías fue hecho un sacrificio de pecado, “le-jatat”, por nosotros. No es que él haya sido hecho pecado, en el sentido literal de la palabra, sino que en esa expresión hay una alusión clara al sacrificio de pecado que encontramos en Levítico 4. En el libro de Juan 1:29 dice: “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él y dijo: He aquí el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. No dice el novillo de Di-s, ni el macho cabrío de Di-s, ni el cabrito de Di-s, sino que es el cordero de Di-s que quita el pecado del mundo.


Si recordamos, cualquier persona del pueblo, “alguien del pueblo” que pecaba, era quien podia traer un cordero como sacrificio por el pecado. Y me parce hermoso pensar que Yeshúa (Jesús) no se ofreció solo por los sacerdotes o solo por los gobernantes, o por solo los miembros del Gran Sanhedrín, sino por alguien del pueblo. Como lo demostró a lo largo de todo su ministerio, Yeshúa (Jesús) no se afanaba por codearse con la crema y nata de la sociedad, él no se acercaba al título o al rango, sino a la persona al alma (Nefesh ejadנפש אחת). No importa de que estrato social seas, que carrera estudiaste, ni que ministerio desempeñes en la comunidad, Yeshúa (Jesús) fue sacrificado por tu pecado, porque te ama, porque le importas. Aunque pienses que no le importas a nadie, que nadie se interesa por ti, hay uno que sí lo hizo hace miles de años, y lo sigue haciendo, Yeshúa (Jesús) sigue tocando a la puerta de tu corazón para entrar a tu casa cenar contigo.




Rocío Delvalle Quevedo

Bióloga

Universidad Nacional de Colombia

28 de Febrero de 2014



 


REFERENCIAS


BLAD S. Parashá 24 Vayikrá (On line), Consultado 28 de Febrero de 2014 en
http://kehilatyovel.org/Mesianismo/parashot/parashot-archivos.html


HAGEN A. 2003. “Ovis aries vignei” (On-line), Animal Diversity Web. Consultado 28 de Febrero de 2014 en http://animaldiversity.ummz.umich.edu/accounts/Ovis_aries_vignei/


HAYES K. 2007. “Bos taurus: Domestic Cow” (On line), Consultado 28 de Febrero de 2014 en http://bioweb.uwlax.edu/bio203/s2007/hayes_katy/


LOCKWARD A, Editor. 1999. Nuevo Diccionario de la Biblia. 1° Ed. UNILIT, Miami, USA.


MILESKI A. 2004. “Capra hircus” (On-line), Animal Diversity Web. Consultado 28 de Febrero de 2014 en
http://animaldiversity.ummz.umich.edu/accounts/Capra_hircus/


NG J. 2001. “Bos taurus” (On line), Animal Diversity Web. Consultado 28 de Febrero de 2014 en http://animaldiversity.ummz.umich.edu/accounts/Bos_taurus/

Datos personales

Desde un punto de vista equilibrado, este es un espacio para profundizar y estudiar los mandamientos que Di´s entregó en el Sinaí al pueblo de Israel y al mundo entero!